Análisis del sector inmobiliario en la Costa Dorada

Inmobiliaria en Vilaseca

La Costa Dorada es un corredor de playas de arena dorada y pueblos de postal que se extiende al sur de la Costa Brava, entre la Costa del Garraf y la castellonense del Azahar.

Costa Dorada ha experimentado una gran evolución inmobiliaria: en las primeras décadas del XX era el destino de veraneo de la alta burguesía, en los años 60 tuvo lugar el boom turístico de los apartamentos para la clase media, y en el siglo XXI se ha diversificado la oferta inmobiliaria entre las residencias permanentes, para españoles y foráneos, y el alojamiento turístico.

La zona es un destino apreciado por el turismo a nivel mundial, que además ofrece al visitante opciones de ocio familiar (Port aventura y el proyecto Hard Rock). Por otra parte, la incipiente recuperación del mercado inmobiliario convierte la Costa Dorada en una opción a la hora de comprar una segunda vivienda, o una residencia permanente junto al mar.

 

Previsiones para el mercado inmobiliario en Costa Dorada

La reactivación del mercado inmobiliario impulsa la compra de viviendas, segundas viviendas o residencias vacacionales. En el caso de España, crece la tendencia (alrededor del 60% de las operaciones) a la compraventa en zonas con playa o aledañas, como los centros urbanos de las localidades costeras.

La recuperación, tanto en compra y venta, como en la construcción de vivienda nueva, se desarrolla de forma diversa, según la zona, pero conservando una tendencia ascendente que se espera que continúe durante los próximos años.

Las promociones de vivienda se centran en las áreas costeras más atractivas para la construcción, como la costa del Sol, Tenerife, Costa de la Luz, Murcia o Costa Dorada, en especial en la franja de Cambrils y Salou.

Respecto al rango de precios, las viviendas más caras se ubican en Ibiza, costa vasca, costa del Garraf y costa Brava, con un paulatino descenso de precios según se desciende hacia el sur (Costa Dorada, del Azahar o Costa Cálida).

La Asociación de Promotores de Catalunya (APCE), prevé que el mercado inmobiliario catalán, tras diez años de baja actividad, se reactivará con la construcción de entre 15 y 25.000 viviendas de obra nueva en el próximo trienio. La Costa Dorada recibe parte del impulso y en 2018 la construcción se dobla respecto a 2017 en Cambrils, Vila Seca y Salou.

El macro proyecto del complejo de ocio Hard Rock Entertaiment World, en Vila-seca y Salou (centro turístico y casino), con 100.000 hectáreas de extensión, plantea por su parte la necesidad de incrementar las viviendas disponibles.

El planteamiento del proyecto se comenzó antes de la crisis económica y se ha ido revisando para adaptarlo a la realidad actual del mercado inmobiliario. La Asociación de Promotores prevé que, además del incremento de visitantes a la zona, se generarán miles de puestos de trabajo (directos e indirectos) que implican la necesidad de alojamiento.

Este complejo, que servirá de oferta complementaria a Port Aventura, permite contemplar con optimismo el futuro del sector en la zona. Sin llegar a números previos a la crisis, se confirma que el camino de la recuperación se ha iniciado. En especial destaca el nicho de mercado de potenciales compradores que, en tiempos de inestabilidad económica, decidieron retrasar su decisión de adquirir vivienda hasta poder comprobar la existencia de síntomas de recuperación.

Si tienes cualquier duda, ¡ponte en contacto con nuestra inmobiliaria!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *